Bálsamo de limpieza 100% ecológico, vegano y botánico

Este bálsamo sedoso se derrite al contacto con la piel, no sólo para eliminar todos los restos de maquillaje, la contaminación y la suciedad diaria, sino también para exfoliar y tonificar en un solo paso. 

Apto para todos los tipos de piel y todas las edades. Elaborado de forma artesanal íntegramente en España.

INGREDIENTES:


El extracto botánicos de Té Matcha biológico gracias a su alto poder antioxidante, aporta mucha luminosidad a la piel y  protección contra los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro.

La Manzanilla, Caléndula, Salvia, el Bisabolol y  la Vitamina Ecalman, estimulan,  purifican y reparan. Sus propiedades antiinflamatorias y reepitelizantes lo convierten en una cura desestresante inmediata.

Los aceites vegetales  de Karité, Almendras,  Crambe y  Soja, consiguen hidratar la piel en profundidad, además le confieren bienestar y elasticidad.

Los esenciales de Naranja, Lavanda, Mejorana y  Lemongrass  revitalizan y son un gustazo, no solo para la piel, sino para todos los sentidos, con un aroma fresco que transmite limpieza y equilibrio natural.

 

MODO DE EMPLEO

Puede ser utilizado como un limpiador común aplicando una pequeña cantidad del bálsamo, emulsionar en cara y ojos hasta emulsionar completamente. Dejar actuar unos segundos y retirar aclarando con agua templada. 

Si se desea hacer una doble limpieza pasar un algodón impregnado con nuestra agua micelar con ácido hialurónico para retirar los restos de impurezas hidrosolubles y dejar perfectamente limpia e hidratada la piel.

 

Ritual Japonés completo con muselina

Los  pasos de limpieza al estilo asiático consisten en una secuencia de pasos 

      1. Aplicar una pequeña cantidad de esta crema calentándola previamente un poco con las manos y realizar un masaje linfático ejerciendo presión en las diferentes zonas de rostro como frente, mejillas, pómulos, mentón, sienes. Con esto conseguiremos activar la circulación y relajar el rostro.
      2. Una vez hemos aplicado la crema, pasamos a limpiar el rostro aclarando el bálsamo y para ello es ideal utilizar una muselina, que es “toallita” muy fina de hilo de algodón 100% que tiene propiedades exfoliantes que nos ayudará junto con la crema a limpiar a profundidad. Antes de comenzar, se sumerge la muselina en agua tibia, se exprime el exceso de agua y se pone extendida sobre el rostro durante 5 segundos. El calor suaviza la piel y abre los poros, permitiendo que los aceites aromáticos limpien la piel de impurezas. 
      3. Para una limpieza superior, se recomienda repetir esta etapa hasta tres veces. Además, el calor que desprende la muselina hace que podamos aspirar el aroma de la crema que es bastante relajante.
      4. Posteriormente se dobla la muselina caliente en cuadrado y se enjuaga. Luego masajeamos con pequeños movimientos circulares la cara y el cuello para eliminar los residuos del bálsamo limpiador: la muselina exfolia suavemente la superficie de la piel, dejando la piel con una sensación excepcionalmente suave. 
      5. Finalmente volvemos a mojar la muselina pero esta vez con agua fría y la ponemos en el rostro de 5 a 10 segundos, lo cual nos ayudará a cerrar los poros. Y maravilla, piel impoluta!
                 

La limpieza es un paso fundamental en el cuidado de la piel, tomarte tu tiempo una vez a la semana para masajear, drenar y movilizar impurezas es una inversión de tiempo que sin duda tu piel agradecerá y te animará a ser más constante en mantener tu piel bonita.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Privacy Preference Center

×

Servicio de Consulta de Dermofarmacia

Agréganos a tus contactos y utiliza el WhatsApp para hacer tus consultas o pedidos exprés a Farmacia Latasa.

× ¿Cómo puedo ayudarte?